Ley Natural

Ley natural

Esta idea se remonta a la época anterior de la filosofía griega. El primero en utilizar el término es Antígona de Sófocles (s. IV a.C.), que frente al castigo de su tío Creonte, que no permite que su hermano sea enterrado, Antígona apela a otra ley no escrita que es anterior y superior a la que dictamina el rey, viene después Antifón que contrapone la ley civil a la ley natural, Epicteto formula y propone como regla de conducta el primer principio de la ley natural: hay que hacer el bien y evitar el mal, Cicerón dice que hay una ley verdadera de acuerdo con la naturaleza, conocida de todos, constante y sempiterna, a la cual no es licito ni arrogarle ni derogarle algo, es una ley propia de la naturaleza humana, es la ley del hombre, pues corresponde con la estructura racional del ser humano.

En el pensamiento cristiano la ley natural es interpretada como la ley divina escrita por Dios en la naturaleza del hombre. Al respecto San Justino dice que existen leyes que son generales, naturales y eternas. Tertuliano que así como los judíos encontraron en la Ley de Moisés la plenitud de la ley natural, de modo semejante los cristianos encuentran en la ley de Cristo el perfeccionamiento de la Ley judía. San Jerónimo dice que lo primero es la ley natural, común a todos los hombres y después la Ley mosaica dada por Dios a su pueblo: que oigan los judíos, que se glorían de que solo ellos han recibido la Ley de Dios: todos los hombres del orbe de la tierra recibieron al principio la ley natural. San Agustín dice que esa ley está escrita en los corazones de los hombres, ni siquiera el ladrón la puede robar; el pecado es desobedecer a ésa ley escrita en el interior de los hombres. San Gregorio el Magno dice que el Señor dotó de inteligencia al hombre, para que por la ley natural este obligado a saber si sus obras son buenas o malas. Orígenes argumenta: La ley natural es superior a todas las demás leyes humanas. Y la razón es su origen: está escrita en la naturaleza de todos los hombres. Consiguientemente, añade, la Iglesia no puede estar sometida a leyes injustas del Estado. Los Padres subrayaran tres aspectos fundamentales 1. La bondad de Dios con los hombres al darles esa ley. 2. La responsabilidad de la persona en el uso de la misma. 3. La degradación a la que puede llegar el hombre cuando no la cumple.

La contemplación de la ley natural en la Revelación: Varios autores indagan sobre este tema para darle una respuesta, tenemos a Diez Macho que dice que no se encuentra explicito pero si implícito en el Nuevo Testamento. Chiavacci que dice la ley natural no es un concepto originalmente bíblico, sino griego, pero toda la literatura sapiencial es una reflexión moral, Tenemos por ejemplo el decálogo, el cual enuncia preceptos morales contenidos en la ley natural. La biblia no es un libro de filosofía ni un manual de moral, por tanto el termino no lo podemos encontrar de modo expreso. La doctrina teológico moral de la ley natural, doble critica a la ley natural: la metafísica ha influido mucho en la reflexión teológica moral, lo cual hace revalorar el concepto de ley natural tanto en relación al discernimiento de los valores cristianos, como en la argumentación de sus contenidos. Otra de las críticas es que la teología moderna cada vez más va dejando fuera el concepto de ley natural en sus exposiciones y justificaciones. Varios documentos lanzados del magisterio han ido exponiendo el concepto para recuperarlo como medio para asentar racionalmente algunos presupuestos del actuar ético del creyente, precursor de esto es León XIII creador de la Rerum novarum en la cual propone la subordinación de la ley humana a la sabiduría de Dios, esta es la razón más alta del legislador divino, la que se haya impresa en el hombre; en la fuerza de la ley reside en imponer unos deberes, otorgar derechos y sancionar comportamientos, de todo esto se deduce que la misma ley natural es la ley eterna, incita en los seres dotados de razón, que los inclina al acto y al fin que les conviene, es la misma razón eterna del Creador y gobernador del universo. Conceptos del Catecismo de la Iglesia Católica: 1. Expresa la dignidad de la persona y determina la base de sus derechos y deberes. 2. Fija el sentido de su historicidad, de su aplicación y de su permanencia a lo largo del tiempo. 3. Es inmutable, subsiste bajo el flujo de ideas y costumbres y sostiene su progreso. 4. Proporciona los fundamentos sólidos sobre los cuales el hombre puede construir el edificio de las normas morales que lo rigen.

posted under | 0 Comments
Newer Posts Older Posts Home

Followers

There was an error in this gadget

Recent Comments