FIDES ET RATIO










Misión de la Teología en la Fides et Ratio

La Fides et ratio se inserta en la más grande búsqueda que ha tenido el hombre a través de su historia de peregrinar por este mundo: la búsqueda de la verdad, ese es el núcleo de toda la encíclica. Invita al hombre a pensar, para intentar alcanzar la verdad con su inteligencia. ¿Y porque Juan Pablo II invita al hombre de hoy a pensar? Por la profunda crisis que atraviesa la civilización occidental, la cual hoy ha renunciado a pensar, o a pensar como es debido, pues reinan el relativismo y el cientificismo con lo cual no alcanzamos la verdad, solo simples facetas de la realidad. Cita Juan Pablo II en esta encíclica a Heidegger pero solo para contrarrestar su filosofía, pasa del ser arrojado a darle sentido y valor a la vida. Cuando en Heidegger el hombre es solo un ser para la muerte, con Juan Pablo II el ser esta llamado a la plenitud.

En la Fides et Ratio se ve este pensamiento plasmado desde la teología de Juan Pablo II, el cual se puede resumir en tres puntos centrales:

1. La teología: su naturaleza y su misión: El punto fundamental de partida de esta siempre debe de ser la palabra de Dios. El objetivo final no puede ser otro más que la inteligencia[1]. Ahora bien, el objetivo fundamental de la teología “consistirá en presentar la inteligencia de la revelación y el contenido de fe”[2]. Mencionando su definición, a la teología se le considera como intelectus fidei, porque tiene una dimensión sapiencial y está en función de poner de manifiesto el sentido y la coherencia del mensaje en el que el cristiano cree, y a la vez poner de manifiesto como el mensaje ilumina la realidad y nuestro existir. Todo esto de manera descendente partiendo de la palabra de Dios.


2. Dimensión metafísica de la teología: El concepto que reina en la postmodernidad que estaba presente desde Kant es “la falsa humildad de la razón”, pues dice que la razón es limitada al conocimiento, que más allá del mundo que ella expresa hay un mundo en sí en el que ella no entra, es algo incognoscible (recordemos el famoso nóumeno). La humildad de la razón va más allá de las premisas kantianas, es la apertura a una infinitud para la que está hecha, pero que le trasciende. En contraste, Juan Pablo II propone una premisa acuñada por Kant para explicar lo anterior, “atrévete a pensar”, a lo cual él le llama “la audacia de la razón”; para que el hombre de hoy se atreva a pensar incluso en lo que está más allá de la misma razón, lo que la trasciende, lo que la abre a lo infinito. Así pues, el hombre en su camino a la verdad debe de ser humilde y audaz, para esto recuerdo unas palabras de Pascal: “El hombre es todo con respecto a la nada y nada con respecto al todo”, con esto el hombre se da cuenta de su pequeñez respecto a Dios, pero Dios, siendo infinito, se vuelca en esa pequeñez, haciendo al hombre participe de su infinitud. Todo lo anterior nos ayuda a indagar la valencia que tiene para la teología la metafísica, pues no se puede desplegar todas las implicaciones del mensaje evangélico sin ayuda de la metafísica.


3. Circularidad entre la teología y la filosofía: La noción de “circularidad” la podemos encontrar en la encíclica desde el principio en las palabras iniciales cuando se afirma que "la fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"[3]. El párrafo inicial hace referencia a la apertura hacia al infinito que tiene el hombre, valiéndose de dos armas, fe y razón, sin las cuales no podría acercarse; pues ambas dimensiones estructuran el pensar humano, de tal manera que, unidas, completándose en virtud de su interacción o circularidad, hacen posible que la inteligencia abra al hombre a la plenitud de ser y de verdad para la que está hecho. Juan Pablo II subraya que esos dos itinerarios, el interrogarse del hombre partiendo de sus experiencias inmediatas en busca de una explicación y de un fundamento y el profundizar del creyente en el contenido de su fe con la esperanza y el deseo de comprenderlo cada vez mejor, son solidarios el uno con el otro, se alimentan el uno al otro. "No se trata simplemente de utilizar en la reflexión teológica, uno u otro concepto o aspecto de un sistema filosófico, sino que es decisivo que la razón del creyente emplee sus capacidades de reflexión en la búsqueda de un proceso en el que, partiendo de la palabra de Dios, se esfuerza por alcanzar su mejor comprensión"[4]. La teología se configura como tal precisamente filosofando y no de otra manera. “De esta relación de circularidad con la palabra de Dios la filosofía sale enriquecida, por la razón descubre nuevos e inesperados horizonte”[5].


[1]Cf. Fides et Ratio, 73

[2] Fides et Ratio, 93

[3] Fides et Ratio, 1: versión digital tomada de: http://www.vatican.va/edocs/ESL0036/_INDEX.HTM 31 de Agosto de 2009.

[4] Fides et Ratio, 73

[5] Fides et Ratio, 73

2 comments:

Tabbo said...

Diariamente tomamos decisiones y tenemos actitudes predeterminadas hacia ciertos temas. Resolvemos los problemas de cierta manera. Pero, ¿en qué se basan estas decisiones y actitudes? A ciencia cierta no lo sabremos, pero la F&R nos ayuda en ese largo caminar...bien MTn!!!

Rodolfo Plata said...

JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. La importancia de la crítica a la cristología de san Pablo, radica en que nos aporta los elementos de juicio necesarios para visualizar nítidamente __la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina más importante para la humanidad. Desechando la prueba viviente de la trascendencia humana que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) patente en Cristo. Disciplina que nos da acceso a los contenidos, enseñanzas y potencialidades del espíritu__ Y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y ratificada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar el mensaje universal de Cristo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

Newer Post Older Post Home

Followers

There was an error in this gadget

Recent Comments